Publicidad

La mañana de este viernes 8 de abril, se registró un nuevo ataque en la estación de tren de Kramatorsk, en el Donbás. Este lugar lo controla el Ejército ucraniano y donde se encontraban casi cuatro civiles que querían huir de la región. Producto de este ataque al menos 50 personas murieron y 87 heridos.

El jefe de la Administración Militar Regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, señaló que entre los fallecidos hay cinco niños.

Personas heridas

Hasta ahora 98 personas han sido trasladados a hospitales, de las que 16 eran niños, 46 mujeres y 36 hombres. Doce de estos ciudadanos fallecieron en el hospital y 38 en la estación, precisó.

Según indicó la Oficina de la Fiscalía General de Ucrania, en el momento del impacto de los misiles «la población estaba siendo evacuada y había casi 4.000 civiles en la estación, la mayoría mujeres y niños».

Además, según las fotografías y los vídeos publicados por las autoridades locales y la empresa estatal de transporte ferroviario de Ucrania, Ukrzaliznytsia. Ello, frente a la estación y cerca del andén se ven cuerpos sin vida entre manchas de sangre, maletas, mochilas, peluches y carritos de compra.

«Los rusos inhumanos no abandonan sus métodos. Al no tener la fuerza y el valor de enfrentarse a nosotros en el campo de batalla; exterminan cínicamente a la población civil», dijo en Facebook el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

«Esta es la forma en que Rusia vino a proteger el Donbás, su manera de entender la protección de la población rusohablante», dijo además ante el Parlamento finlandés.

Asimismo, el ataque se produjo justo cuando las autoridades locales instaron a los habitantes de la región a abandonar el este del país lo antes posible; ante la ofensiva final rusa que Kiev cree se producirá en cuestión de unos pocos días en todo el Donbás.

Unicef

Unicef suministró hoy equipos médicos y productos de emergencia a Kramatorsk para responder al «rápido deterioro» de la situación en las regiones orientales del país. Además, cuando el ataque tuvo lugar, un equipo se encontraba a apenas un kilómetro de la estación de tren.

Finalmente, Kramatorsk es la principal base militar del Ejército ucraniano en la región y clave junto con la ciudad de Izium (Járkov), que ya controla, y Sloviansk, en la estrategia rusa de hacerse con todo el Donbás.