La versión en mandarín de Despacito, una colaboración entre el cantante de Singapur que reside en Taiwán JJ Lin y Luis Fonsi, está arrasando en las redes sociales del contenido asiático, pese a que se trata de una interpretación más conservadora y menos sensual que la original en español.

En cuatro días, el vídeo ha recibido 2,1 millones de visitas, y la canción ha sido difundida en numerosos lugares de internet, recibiendo también miles de visitas.

Aunque el rotativo taiwanés Taiwan News aseguró hoy que el lanzamiento en mandarín es una estrategia "muy inteligente" por parte de Fonsi, que incluso canta una parte en chino y se dirige así a un enorme mercado de consumidores, algunos especialistas consideran que esta versión demoró en llegar.

La letra de la versión en mandarín, compuesta por Harry Chang, es "más conservadora y menos sensual que la original en español, quizá para adaptarse al mercado de China continental", comentó el profesor de español en Taiwán Rigel Pérez.

El proyecto recuerda al de Fonsi con el cantante canadiense Justin Bieber en abril de 2017, que catapultó la canción al escenario mundial, ahora cuenta con la gran fama de JJ Lin en el mundo de habla china.

JJ Lin es uno de los cantantes en chino más galardonado en festivales y su último álbum, titulado en inglés Message In a Bottle (Mensaje en una botella), salió en noviembre de 2017 y, en su primer mes, vendió casi medio millón de copias en formato digital. 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here