Nuevo colaborador confirma ejecuciones policiales en Piura

Colaborador eficaz ratifica que uno de los presuntos delincuentes fue capturado con vida en operativo realizado el 27 de febrero del 2015. Lo mataron cuando estaba desarmado en el suelo. Dice que uno de los policías le pidió al detenido que corriera, pero este se negó y le dispararon.

0
364
Según testigo, la orden era matar a todos los delincuentes. Foto: LR

El testimonio de un nuevo colaborador que confirmaría la ejecución extrajudicial de cuatro presuntos delincuentes en un operativo policial realizado el 27 de febrero del 2015 en Piura, fue presentado por la Fiscalía ante el Poder Judicial, para sustentar el pedido de prisión preventiva de 14 oficiales y agentes policiales de esa región.

Según el colaborador identificado con el código CE-001-2017, al recibir instrucciones para el operativo uno de los jefes les dijo: “No debe quedar ninguno vivo”, lo que evidenciaría que todo estaba premeditado para eliminar a los que fueran detenidos en el operativo.

La presentación del testimonio estuvo a cargo del fiscal Álvaro Rodas, ante el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Piura. Las audiencias comenzaron el lunes y se espera que el sábado el juzgado diga si acepta o rechaza el pedido de la Fiscalía.

Testimonio

El colaborador señaló que en febrero llegaron a Piura miembros de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional para realizar labores de inteligencia, entre los que se encontraban el comandante Raúl Prado Ravines, Carlos Llanto Ponce, William Castaño Martínez, Noemi Santiago Gonzales y otro oficial.

“En la ciudad de Piura empezaron a contactar a informantes y delincuentes de la zona, tengo conocimiento de que uno de ellos era Raúl Rivas Rimaycuna y otro sujeto. El primero de los mencionados era la persona que iba a reunir a los otros delincuentes, la segunda persona tenía la misión de infiltrarse e informar constantemente de sus actividades”, indicó.

Agregó que “estas acciones eran controladas y supervisadas por Llanto Ponce y Castaño Martínez”.

En una oportunidad se reunieron Irwin Castillo Mendoza, Eddy Antón Campos, Castillo León, Prado, Llanto, Castaño y Santiago Gonzales en el centro comercial “Plaza La Luna”.

Allí, señaló el colaborador, los policías se presentaron unos a otros y los de Lima les dijeron que ya tenían un “datero” que iba a poner a la gente “delincuente” para realizar un operativo simulado en Piura.

Añadió que, posteriormente, los convocaron para el operativo que se realizó el 27 de febrero del 2015 y se reunieron días antes en la DIVINCO Piura.

Lo balean en el piso

Según el colaborador, en esa reunión, dirigida por el coronel Luis Zúñiga Saavedra y el capitán Arévalo, les indican que iban a realizar una intervención para desarticular una organización criminal que iba a cometer un robo a un empresario en el segundo parque de la urbanización Los Bancarios de Piura, disponiéndose los desplazamientos de los policías.

Los supuestos delincuentes se llegarían en un vehículo amarillo y los policías irían en una camioneta roja haciéndose pasar por empresarios.

El día del operativo, Castaño Martínez da la voz para que los policías salgan con dirección al parque en caravana. Al producirse la intervención, dijo el colaborador, todo se vuelve confuso, pero escucha que alguien dice “el chatarrero se escapa”, por lo que el sujeto es perseguido y detenido por policías.

Entonces el supuesto chatarrero es capturado y arrojado al piso y el policía Llanto Ponce le grita que corra, y al negarse le disparan cuando estaba en el suelo. Varios policías, luego, lo suben a la tolva de una camioneta y después lo arrojan cerca de los otros cuerpos.

Esta declaración confirma y da contexto al video entregado por el ciudadano colombiano Henry Holguín Ocampo del operativo en el que se escucha a uno de los policías decir: “¡De lejos, de lejos…! ¡Asegúralo, asegúralo!”.

El video también fue analizado en la audiencia. La defensa de los policías ha negado los cargos y se opone a la prisión preventiva.

En el operativo no participó la Fiscalía

El fiscal Álvaro Rodas también ha enfatizado que, pese a que el operativo no fue de sorpresa sino que se planificó con varios días de anticipación, no se comunicó a la fiscalía sino hasta después de la intervención y la muerte de los presuntos delincuentes Marco Fiestas Aquino, Hugo Yajahuanca Tineo, Martín Alfredo Tello Monja y Hugo Tineo Yajahuanca.

También se indica que los policías llevaron los cuerpos de los agraviados, como el de Hugo Yajahuanca, al hospital solo para simular actos de socorro, alterar la escena del delito y evitar determinar la ubicación de los cuerpos al final del operativo ante una investigación.

Fuente: La República

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here