Las acciones de vigilancia y control del zancudo que transmite el dengue, zika y chikungunya se intensificaron desde hoy viernes cuando un contingente de seiscientos y veintiséis inspectores visitaron diversos sectores de Piura, Castilla, Veintiséis de Octubre y del Bajo Piura así como las zonas pertenecientes a la jurisdicción de las subregiones Luciano Castillo (Sullana) y Morropón-Huancabamba.

De esta forma la Dirección Regional de Salud (Diresa) inició el plan de actividades de control y prevención de las enfermedades transmitidas por el vector aedes aegypti en toda la región en el marco de la nueva emergencia sanitaria decretada por el Minsa mediante decreto supremo 025-SA del pasado 17 de agosto.

Foto: DIRESA

En estos días y hasta el sábado los diversos batallones de inspectores se dedicarán a las labores de vigilancia entomológica, es decir evaluar los diversos sectores poblacionales para determinar el índice áedico y posteriormente tomar decisiones de abatización para que el vector no se reproduzca y empiece a contagiar a las personas.

Edwar Pozo, director de Inteligencia Sanitaria, precisó que ya desde el lunes se empezará con las labores propias de inspección-abatización aplicando la sustancia pyriproxifen en los depósitos donde se junta agua limpia para evitar que las larvas pasen a la forma de zancudo.

“Ya con el dinero enviado por el Minsa estamos trabajando, hemos contratado a 302 inspectores, previamente evaluados, los que se unirán al personal CAS para iniciar las labores de control en las diversas zonas que se requieran”, dijo.

Los inspectores estarán debidamente identificados con un fotocheck, chaleco y sus herramientas como tablilla de control, linterna, dosificador y larvicida.

Pidió a las familias piuranas colaborar con dar las facilidades al personal a fin de realizar una correcta intervención que permita acabar con el zancudo que tanto daño ha ocasionado.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here