Newton dice que todo lo que sube tiene que bajar, pero como muchas sabemos, eso no resulta cierto del todo. Cuando de comer se trata no aplica ni aplicará jamás la tal ley esa. El frío es un enemigo más para las personas que queremos darnos un gusto pero sin afectar nuestra vida ni nuestro peso.

Hoy queremos compartir con todas y todos lo que según la doctora Aliza Lifshitz, directora editorial de Vida y Salud, nos puede ayudar a evitar las tentaciones. Ella nos brinda 9 recomendaciones que nos pueden ayudar a controlar nuestros antojos y quitar de nuestra mente esas ganas de incontrolables de comer lo que no debes.

1. Tomar agua
Beber uno o dos vasos de agua ayuda a ayudará a sentirnos llenos y calmará nuestro deseo de comer. Pero, si el agua no es suficiente para calmar tu hambre, prueba comiendo una 30 gramos de frutos secos, por ejemplo seis nueces, 12 almendras o 20 maníes.

El agua puede ayudar a saciar tu hambre

2. Quita todo… ¡TODO!
¿Si no quieres tentaciones cerca, entonces qué hacen los potes de helado en la refrigeradora? Este punto dos debería ser el punto uno. Elimina de tu refrigerador o alacena esos productos que no debes comer, esa es la manera de evitar caer en la tentación. Si ya te ganó y estás comiendo con culpa mejor es tirarlos a la basura.

Evita la tentación.

3. Solo imagina
Otra opción que ayuda es engañar a tu cerebro. Imagina que estás comiendo eso que tanto deseas cuando en realidad estés comiendo algo saludable.  Además, para que la tentación desaparezca puedes pensar en paisajes o aromas y así llevar tu mente a otras sensaciones.

Imagina que estás comiendo lo que se te antoja mientras comes saludable.

4. Muévete
Cuando tengas un antojo, no gastes energía yendo a ver eso que quieres comer, mejor utiliza esa energía para subir y bajar escaleras, hacer algún tipo de ejercicio, correr, saltar. Además de olvidarte del antojo, puede que bajes de peso más rápido.

Puedes utilizar tu energía para hacer algo de ejercicios.

5. Busca distraerte
Otra opción que puede dar resultado es distraerte, por ejemplo, llamar a algún amigo, escuchar música, salir a hacer eso que tenías pendiente. 

Escuchar música puede ayudar a controlar tus ansias de comer.

6. Respira y relájate
Aprende a controlar tus nervios, el estrés y las tensiones pueden llevarte a pecar. Las técnicas de relajación, respiración, yoga, entre otras son muy favorables.

Técnicas de relajación son un buen aliado.

7. Descansa
El buen descanso te ayuda a eliminar las ansias de comer. Trata de dormir tus horas completas y si no puedes, lo adecuado es que tomes una siesta para recuperar energías.

Dormir tus horas completas ayuda a disminuir la ansiedad.

8. Cambia
No es bueno buscar la tentación, si está en tus manos evitarla entonces hazlo. Cambia tu rutina. Evita a toda costa pasar por las panaderías, restaurantes, chocolaterías, etc. Cuando tengas ganas de algún postre o dulce puedes tomar sorbos de café con leche descremada o lavarte los dientes y hacer gárgaras, eso ayudará a que el gusto de tu boca desaparezca.

Unos sorbos de café pueden ayudarte.

9. ¡No te quedes con las ganas!
Si sientes que ya no puedes más, date el gusto solo una o dos veces por semana. Recuerda que si quieres pecar pero sin abusar, lo ideal es que comas una porción pequeña de eso que ya no puedes evitar. 

Si caes en la tentación procura que el pecado sea pequeño.

La idea no es que dejes de comer lo que te gusta sino que aprendas a distinguir entre los alimentos que son más o menos saludables. Que un antojo no te gane y recuerda que tu salud es lo primero. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here