Policías y agentes del Serenazgo octubrino atendieron una denuncia de una dirigente de construcción civil, cuya vivienda del sector 10 del asentamiento Nueva Esperanza había sido baleada por una disputa para obtener cupos de trabajo en la obra de la laguna de oxidación de San Martín.

Según testigos, dos hombres descendieron de una motocicleta para dejar un sobre con una nota y lanzar cuatro disparos por la ventana y la puerta de la vivienda de la manzana “Ñ” del referido sector. Los jóvenes fugaron por la avenida Amotape.

La  propietaria del inmueble y dirigente de la Base Sindical de  Mujeres de  Construcción Civil de Veintiséis de Octubre, Elizabeth Huertas Sarango, responsabilizó del ataque al representante de este gremio en el distrito de Piura, ya que, supuestamente, este pretende obtener puestos de trabajo en la referida obra, donde su agrupación vendría luchando para poder ingresará laborar. Agregó que su esposo ha sido elegido por el pueblo como coordinador de los trabajos que se van a realizar en este sector.

“Mi hija estaba comiendo en la sala y pop la puerta, a mi hijo que llegaba con su moto y han disparado”, comentó la agraviada.

El sobre que se supone contiene balas fue dejado en la puerta de la casa, el mismo que fue entregado  sellado a los agentes de la comisaría de San Martín, quienes llegaron al lugar de los hechos.

Asimismo, los serenos hallaron los restos de lo que sería una de las balas perpetradas contra la mencionada vivienda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here