Conversando con Alan: Dos veces presidente

0
65

Son las 5 de la mañana y suena mi celular. En España son las 11 p.m. “¿Cómo está Juan?”. “¿Cómo está Piura luego del desastre?”.  Le respondo a Alan: ‘Sufriendo mucho compañero Alan. Muy duro. Hoy se cumplen cinco meses de la inundación’.  

Alan: Bueno. En 1983 recorrimos todo el norte llevando ayuda humanitaria. El APRA como partido logró convocar a parte importante de la nación para llevar ayuda a los más necesitados. Yo creo que es tiempo de solidaridad Juan.

Juan: Claro. En éstos días angustiantes eso ha habido. Los piuranos hemos caminado en silencio y hemos llevado ayuda a los más necesitados.

Alan: Que bien. Eso hace un pueblo que tiene el alma grande, Juan. Un pueblo que se sabe protagonista de su propio destino.

Juan: ¿Y ahora mismo que hace en España? ¿Se puede saber?

Alan: Trabajo, Juan. Escribo libros. Hago  vida académica en universidades. El día que se anime a venir de visita a Madrid me avisa con tiempo y coordinamos con tiempo.

Juan: ¿De verdad? ¿Se bromea conmigo?

Alan: Claro que no. Por supuesto que no. Si desea venir coordinamos.  Estas conversaciones me hacen bien. Me pregunta cosas novedosas siempre.

Juan: A propósito de cosas novedosas. ¿Sintió lo mismo cuando ganó la elección en 1985 que lo que sintió en el 2006?

Alan: No. De ninguna manera. En 1985 estuve en un éxtasis permanente. Había un compromiso con Haya de la Torre, con los mártires del aprismo, con mis padres de llevar por primera vez al APRA al Poder. Cuando gané en Abril, el 14 de Abril de 1985 no salimos de nuestro asombro.

Juan: Fue un Gobierno Polémico….

Alan: Fue un Gobierno con gruesos errores. Pero también con aciertos. Sin embargo, la carga antiaprista que renace con la propuesta de nacionalización de la banca pues obnubiló los aciertos. Durante casi 4 años repitieron machaconamente que era lo peor y eso se grabó la gente en la mente. Sin embargo, cuando salgo del poder en 1990, tenía 34% de aprobación nacional.

Juan: Dice que sintió diferente. ¿Qué sintió en el 2006 cuando es electo otra vez?

Alan: Deuda con el pasado. Deuda con el Perú, con mi padre, con Haya de la Torre. Quería saldar la historia. El segundo gobierno tenía que ser un gobierno de responsabilidad. Sentí diferente. Claro que sí.

Juan: Lo noto nostálgico…

Alan: No. No. De ninguna manera. Para nada. Tal vez de hacer cosas por el Perú sí. Pero nada más.  

Juan: Sabe, que camino con muchos compañeros y muchos peruanos y muchos no creen que no será candidato el 2021….

Alan: Es simple. Cada cosa tiene su tiempo. Creo que en algún momento le fui útil al partido para cumplir con el encargo. Ahora estoy retirado de la vida política. Completamente entregado a mi vida académica…

Juan: Pero opina del Perú…

Alan: Claro. He sido Presidente del Perú dos veces. Y tengo un deber con la Nación y claro que opino sobre el Perú. Es un derecho que nadie me puede negar…

Juan: Y se defiende de las acusaciones…

Alan: Es un deber hacerlo. No solo conmigo mismo y el Partido. También con mis hijos. Quieren algunos que me deje masacrar. Jamás lo permitiré. Yo me defenderé. Y estoy seguro que el tiempo y el Dios que tenemos en el cielo pondrá las cosas en su lugar. A veces me parece extraño que haya algunos que me critiquen si me defiendo. Pero si no lo hago igual me critican. Yo he optado por defenderme.

Juan: Entonces usted me ratifica ¿que no postulará en el 2021?

Alan: Lo pondré en simple. En 1982 recibí un encargo. Es más creo que lo recibí antes. Ese encargo era llevar al APRA al poder. En 1985 yo puse todos los medios…

Juan: Usted en 1985 si quiso…

Alan: Exacto…Luego en el 2001 cuando volví también puse todos los medios y lo materializamos en el 2006. En el 2016 queríamos aprovechar toda la experiencia para darle al país un mandato de crecimiento y justicia social.

Juan: El Perú en el 2016 no quiso…

Alan: Eso creo.  Creo que se cerró un ciclo…creo que el Perú requiere nuevos liderazgos…nuevas visiones de futuro dentro del marco del pensamiento aprista….

Juan: ¿Qué pasaría si, como producto de las investigaciones del caso Lava Jato, usted quedara limpio, como siempre; de las acusaciones y un grueso sector del país lo vuelve a ver como una oportunidad de volver al crecimiento? ¿Qué pasaría si el caso Lava Jato lo regresa al centro de la noticia como un Ave Fénix que renace otra vez de las cenizas?

Alan: (Largos segundos en silencio)…No le diré lo que espera. Usted quiere que yo sea candidato. Pero oiga Juan, no es cosa fácil. Pero, si eso se diera pues en ese momento se evaluaría. Pero no es la idea. Uno no sabe que pasará mañana, pero en principio hoy ya no tengo esa voluntad….

Juan: Hoy, usted ya no quiere…Al menos hoy no.

Alan: Exacto. Exacto. Ya lo definí bien. Así de simple…

(Continuará)…

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here