Un equipo de 15 bomberos vienen siendo investigados por provocar incendios en Sicilia, Italia.

El jefe de destacamento del municipio de Santa Croce Camerina, en Ragusa está en calidad de detenido por liderar a su grupo mientras estos se favorecían con su intervención para controlar los siniestros provocados.

Las sospechas empezaron cuando se percataron que ese escuadrón de bomberos tenía hasta 120 salidas diarias mientras que los demás escuadrones solo tenían 40 salidas en promedio. La gran diferencia puso en evidencia lo que pasaba.

La fiscalía de la ciudad expresa que los incendios provocados siempre estaban dentro de su radio de acción para que de esta forma puedan controlarlos ellos y no se convoque a otras unidades. Prendían fuego en jardines, patios o contenedores de basura.

Otra pista que consiguió la fiscalía fue el número telefónico con el que se llamaba a los bomberos para pedir ayuda. Siempre era el mismo pero con diferentes nombres. Algunas veces llamaban los amigos o familiares de los bomberos por encargo de estos últimos. Entonces se dispuso la colocación de dispositivos GPS en los camiones y demás vehículos que usaba el cuartel, así quedaron al descubierto sus movimientos.

Los bomberos acusados podían cobrar 10 euros por cada hora de trabajo apagando llamas.

Estos hechos ocurrieron entre los años 2013 y 2015. Actualmente están acusados de estafa y desfalco. Esta denuncia llega al país italiano en uno de sus veranos más difíciles porque la región está asediada de incendios forestales debido a las altas temperaturas y a una sequía que permite que el fuego arrase con miles de hectáreas de bosques.

Fuente: El Mundo

Esta nota te gustará, revísala:

Bomberos recibirán una pensión de gracia de más de 2000 soles

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here